Blog Online Autónomos

El autónomo societario es el trabajador por cuenta propia que actúa en representación de una persona jurídica (normalmente, una Sociedad Limitada) y que cotiza en el RETA. A diferencia del autónomo individual, su responsabilidad está limitada y no responde con sus bienes privados en caso de fracaso de su proyecto empresarial, lo que sí ocurre con el autónomo individual.

Aunque un emprendedor tiene libertad para elegir una fórmula u otra, hay ocasiones en que un emprendedor debe de darse de alta como autónomo societario. Esto ocurre, por ejemplo, cuando se trata de un socio que pertenece a una sociedad profesional o ejerce una de estas actividades comprendidas en el epígrafe II del Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

Aplicación de la tarifa plana

Una de las ventajas del autónomo individual frente al autónomo societario es que el primero puede beneficiarse de la tarifa plana en la cotización a la Seguridad Social de 60€, introducida con el objetivo de facilitar el emprendimiento. Esta circunstancia es rechazada por la SS para los autónomos societarios, criterio que han mantenido hasta ahora, denegando las solicitudes y obligando a demandar por lo contencioso-administrativo para obtenerlo.

Sin embargo, este criterio de la Seguridad Social ha sido rechazado en sede judicial. Véanse, por ejemplo, las sentencias del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid del 30 de enero de 2015; del TSJ de Galicia (25 de mayo de 2015); del TSJ de Valencia (13 de abril de 2016) y del TSJ de Castilla León (28 de febrero de 2017).

Recientemente, el juzgado de lo contencioso-administrativo nº 2 de León ha declarado que los administradores de Sociedades Limitadas tienen derecho a la denominada «Tarifa plana de 60 euros», obligando a la TGSS a devolver al demandante la cantidad por la que cotizó en exceso durante el segundo año de alta en el RETA en el que no fueron aplicadas las reducciones de la tarifa, después de iniciar su actividad como autónomo societario tras el primer año dado de alta como persona física.

Jubilación activa y trabajo autónomo

La ley permite compatibilizar el 50% de la pensión de jubilación con el trabajo por cuenta ajena o propia. No obstante, si la actividad se realiza por cuenta propia y se acredita tener contratado, al menos, a un trabajador por cuenta ajena, la cuantía de la pensión compatible con el trabajo alcanzará al 100%.

Al respecto, el TSJ Galicia ha reconocido a un autónomo que ostenta, junto con su esposa, la representación de su empresa y que tiene contratados a cinco trabajadores, a compatibilizar el 100% de la pensión de jubilación con el trabajo por cuenta propia. Como señala el tribunal, de la literalidad de la norma (art. 214. 2 LGSS) se desprende que, en el momento de la jubilación del autónomo, hay que tener contratado, al menos, a un trabajador y, además, que la finalidad de la disposición es contribuir al envejecimiento activo y al mantenimiento del nivel de empleo, sin diferencias su estamos ante un autónomo individual o a un autónomo societario.

Online Autónomos

Online Autónomos es un programa de facturación online muy sencillo, por lo tanto no hace falta tener conocimientos expertos para usarlo.

Los comentarios estan cerrados.

© 2018 Online Gestoría by Gesdocument | Política de cookies | Política de privacidad | Teléfono: 902 101 679